Reportajes   de   niños

No se lo cuentes, enséñaselo también.

 

Para mi es de un valor incalculable el poder mostrarle a mis hijos con imágenes como han sido en sus distintas etapas de la vida. Nunca dejaré de contarles como han crecido y todas las cosas fantásticas que han hecho y no hay nada mejor que acompañar una gran historia con unas fotos que les muestren como eran en esos momentos.

Mi línea es hacia una fotografía sencilla, natural y sin adornos. Fuera de tendencias y modas. Por ello, cuando trabajo en estudio,  no suelo utilizar decorados o fondos preparados en mis sesiones de fotos, pienso que cuantos menos elementos decorativos incluyamos en una imagen, más neutral al paso del tiempo será y menos posibilidades habrá de que cuando la vean, en un futuro, piensen que está pasada de moda.

Hacer fotos a niños no es tarea fácil, eso es algo que creo que todos tenemos claro, sobre todo a determinadas edades. Querer que un niño que hace tan solo unos meses que anda, se quede quieto el tiempo suficiente, se siente o simplemente se mantenga dentro del ámbito que abarca el decorado o fondo que hemos preparado, es algo que ellos nunca, nunca, entenderán. Si puedo correr y explorar todo cuanto hay a mi alrededor ¿vas a limitarme tu mi espaciooo?

El hecho de no tener que colocarse en una zona concreta y a veces de una forma concreta, hace que las imágenes que obtengamos sean naturales y espontáneas y que el niño no viva la sesión de fotos como algo impuesto, si no como una experiencia entretenida.

 

Los reportajes incluyen, si se desea,  fotos con los padres y hermanos y se pueden hacer tanto en estudio como en exterior.

 

En caso de ser en estudio los hago por las mañanas, ya que utilizo la fantástica luz natural que entra por un gran ventanal y en caso de realizarse en exteriores, será en horario de mañana o de tarde en función del sitio escogido, la estación del año y la luz.

 

En fotografía de niños la clave está en el tiempo, paciencia y conexión con ellos. Esto es importante, ya que para conseguir unas imágenes naturales es imprescindible hacer que el niño esté realmente cómodo.  Por ello es importante “no” insistirle en que va a ser retratado y que debe sonreir y posar como le indiquen, ya que nuestra meta es que esto suceda de forma espontánea y no forzada.

 

No es recomendable que estén presentes más de dos adultos en la sesión de fotos, esto ayuda a eliminar distracciones y a que el pequeño/a sintonice conmigo y colabore en los juegos que se le propongan.

Es aconsejable que traigáis ropa variada para poder realizar algún cambio (si tu reportaje lo incluye), y si hay más de un niño, sería interesante que los colores fuesen coordinados, huyendo de los estampados muy marcados. Para las fotos de familia también recomiendo que los adultos vayan coordinados en colores con los niños.

 

En cuanto al calzado, suelo hacerles las fotos descalzos, ya que siempre quedará mejor el pie desnudo de un niño que la suela de un zapato usado. Pero aún así, te recomiendo que traigan al menos unos calcetines lisos y de un color que combine con la ropa ya que, a veces, los niños son reacios a quedarse descalzos y en ese caso siempre es mejor no forzar la situación.

Contacto:

Tlf.- 659115932

Alicante

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

© 2018 Tris Fotografía